fbpx

Epimelético

Me sorprende mucho cuando veo vídeos en que animales de distinta especie se ayudan, sea una perra amamantando gatitos o un perro que ayuda a un ciervo perseguido. O siendo de la misma especie, que también se apoyan.Y es que existe los animales un comportamiento que les lleva al cuidado. El mismo que hace que nuestros perros nos consideren parte de su grupo y nos cuiden y protejan. Es lo que se llama en etología el Comportamiento Epimelético.

Y el contraste con el ser humano -con algunos seres humanos- es brutal, porque hemos disfrazado este instinto bajo la conveniencia, la comodidad y mil razones para no cuidar a los demás. Y dejamos que viajen en barcos o ponemos pegas para que sean recibidos. Y tapamos nuestro instinto de cuidado con argumentos bien pensados. Y perdemos mucho.

Los animales esta vez nos enseñan a aceptar al diferente… porque formamos el grupo de los seres humanos. Y da igual si eres cercano o no, si eres de mi grupo o de otro, porque ahora lo que importa es dejar que salga la parte que acoge y ayuda, que considera que todos somos distintos en algún momento de nuestra vida pero que, si me necesitas, allí estaré.

Epimelético

miguel-angel-conesa-logoterapia
SI TE HA PARECIDO INTERESANTE, COMPARTE ESTE POST EN TUS REDES SOCIALES
Compartir en facebook
Facebook
Compartir en whatsapp
WhatsApp
Compartir en linkedin
LinkedIn
Compartir en twitter
Twitter
Compartir en pinterest
Pinterest
Compartir en telegram
Telegram

OTRAS ENTRADAS QUE PUEDEN INTERESARTE

hacia una comunicacion con sentido blog miguel angel conesa

Hacia una comunicación con sentido

Para ir hacia una comunicación con sentido, podemos tener en cuenta lo que Viktor Frankl llama “la voluntad de sentido” al reflexionar sobre la comunicación. En el fondo, estamos diciendo que también en nuestro deseo de comunicarnos podemos encontrar el anhelo de sentido. Para seguir esta pista y aprender a comunicarnos considerando el sentido, tenemos distintas posibilidades:   RECONOCIMIENTO DEL

Leer la entrada completa »

Juguete roto

Seguro que has visto alguna vez la imagen de un niño con su juguete roto en la mano… Para ellos es más que un juguete. Es un amigo. Es un compañero de buenos momentos. Pero se ha roto. Ya no sirve, al menos para aquello para lo que venía sirviendo. Pero el niño se ha quedado sin juguete. Se rompió.

Leer la entrada completa »

Nada es eterno. La fecha de caducidad.

Cuando yo era pequeño, las cosas parecían no caducar nunca. No recuerdo que absolutamente todos los productos tuvieran impresa una fecha tope de consumo. Ahora nos resulta impensable que no lo tenga. Nosotros también tenemos una fecha de caducidad impresa en algún sitio de nuestro recorrido vital. Y este virus que ahora nos amenaza nos recuerda que cualquiera de nosotros

Leer la entrada completa »

Si continuas navegando por mi sitio web o haces clic en el botón de aceptar, significa que aceptas el uso de cookies. Más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar